En la cola del banco...

Hoy en la cola del banco escuché algo que me ha hecho pensar bastante durante el día. En el fragor de la espera para llegar a la taquilla(dada la lentitud del cajero) un filósofo popular que se encontraba en la cola obstinado porque quería salir rápido como todos los que estabamos allí, dice en voz alta "DEFINITIVAMENTE ESTE PAIS ESTA DISEÑADO PARA NO PROGRESAR, LA ESTRUCTURA DE ESTE PAÍS ES AL REVES", acto seguido surgió una conversación entre 3 ó 4 personas que estaban de acuerdo con lo que el Sr. decía, la pregunta es ¿ tendrá el Sr. de la cola razón?, parecería una locura pero muchas veces la gente dice cosas que al menos nos hacen pensar, no creen ustedes?, leo opiniones.

8 comentarios:

Ronald Lattuf dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ronald Lattuf dijo...

Yo también he pensado la cuestión y parte de la respuesta la consigo en eso de la "viveza" del Venezolano, que va desde comerse el semaforo y cometer una infracción de transito "de vez en cuando" hasta las mas altas esferas del poder, que por supuesto sobrevive debido a la estructura de incentivos perversos que generan tanto las instituciones formales del país cuando "le das pa' los refrescos" a un fiscal de tránsito por ejemplo, como las instituciones informales cuando llamamos "vivo" al que se aprovecha de su posición política privilegiada para "montar" a los suyos (léase familiares, amigos, etc.).
Eso es parte de los que nos tiene, a mi parecer, como dice el señor "al reves", donde se premia la "viveza" bendita esa, que maximiza el beneficio individual del "vivo" en detrimento del beneficio colectivo de los venezolanos.

Domingo Sifontes dijo...

El problema insitucional del país es GRAVE, este es un país donde la gente le hace caso a un loquito que para el tráfico y no a los semaforos por ejemplo, cuando esas cosas pasan es muy dificl salir adelante.De nada sirve tener recursos si al final los incentivos son tan perversos que haces lo que te da la gana porque la autoridad no es ejerce su función.

Pevic Sanchez-Sanchez dijo...

Me gusta pensar en que es un problema institucional mas que en la "viveza" del venezolano;por que "viveza" viene cargada de ese determinismo perezoso que lo explica todo pero que no resuelve nada.(con lo cual podría-salvando las distancias- decir que los venezolanos son genetica "vivos", por que todos son así) ¿cuales son los incentivos que contribuyen a estas conductas?, y es que ese mismo caraqueño que "le da pa' los refrescos" a un fiscal de tránsito, es el mismo que en las calles de miami cruza civicamente por los rallados.

El estado tiene el monopolio de la coacción, y quienes le otorgan ese derecho (en este caso, son los venezolanos), ¿es el problema del estado necesariamente, o de quienes en -teoría- deberian tener el poder de dar (y por consiguiente) quitar el poder de este monopolio.
Cuando el Prof Sifontes dice :"los incentivos son tan perversos que haces lo que te da la gana porque la autoridad no es ejerce su función."

En el fondo, ¿no estara reclamando por coacción o "una mano dura" que ponga orden?

Domingo Sifontes dijo...

El punto de la mano dura es relativo en términos de la discrecionalidad que esto representa, es decir, puedo poner mano dura para los que están en mi contra y no para aquellos que están conmigo, en el fondo el problema va más allá porque "la mano dura" depende de la ley y no de la persona, es decir, el incentivo lo genera la ley o quien la hace cumplir? ese es el eterno dilema, a todas luces tendría que ser la ley.Acuerdate del chiste del tipo que se comió el semaforo y el fiscal lo para y le dice señor se comió el semaforo parase a la derecha por favor y el tipo se baja del carro con un billete en la mano y le dice"yo me comí el semaforo y ahora tu te vas a comer un pollito en brasa", le mete el billete en el bolsillo de la camisa se devuelve al carro y se va tranquilo de la vida.

Angélica G. Rodríguez. Estudiante de Economía. dijo...

Hablando de "vivezas" siempre podemos observar este tipo de comportamiento en cualquier lado, parece ser la regla y na la excepción...
Sin embargo, criticamos esto todo el tiempo y cuando somos nosotros quienes incurrimos en la falta y somos detectados, decimos cosas como que radicales, o solo me la están aplicando a mí...
Debemos comenzar a examinar los comportamientos que damos por sentado y ver si efectivamente actuamos como es debido...
Saben que me ha molestado siempre, botar basura en la calle (prueba de ello es el bolsillo delantero de mi bolso), sé que no hay suficientes papeleras o pipotes, pero si ves a un efectivo policial lanzando una concha de cambúr en la calle desde una patrulla (cosa que ví hoy cerca del puente Bárbula)que te hace pensar que hacerlo está MAL???
Situaciones como esas y otras que sin ir muy lejos (la universidad)deberían hacernos pensar y admitir que hay cosas que sencillamente están mal...
Dejemos de señalar a los demás y veamos que podemos hacer aunque parezca poco, sino intentamos actuar como es debido por cualquier excusa como: es que fulano lo hace, pero es que antes lo hicieron, pero es que yo pensé "equis excusa".... Quiénes y cuándo comenzarán a actuar como es necesario para que las cosas SI FUNCIONEN CORRECTAMENTE?

Pevic Sanchez-Sanchez dijo...

"...el incentivo lo genera la ley o quien la hace cumplir? ese es el eterno dilema, a todas luces tendría que ser la ley..."

Hace algunos días convesaba con una venezolana que hace un doctorado en derecho, entre otras cosas, y con mucho orgullo, me hablo de las leyes venezolanas y de lo avanzado (no se con que referente o fue un ataque patriotero lo que origino ese comentario), estaba venezuela en materia juridica; yo que no entiendo, y que tampoco he querido entender de leyes, escuchaba con la desconfianza que me despiertan los abogados. ¿y que sucede si partimos del supuesto de que aquello que la estudiante venezolana de derecho me narro es en efecto cierto, y que las leyes venezolanas estan bien formuladas?

Domingo Sifontes dijo...

Entonces el asunto es de mano dura y no de la ley, eso quiere decir entonces que los incentivos no lo colocan las leyes sino las personas y si esto es así entonces para que hay leyes? si a final de cuentas depende de las personas?