LA REFORMA A LA LEY DE ILICITOS CAMBIARIOS

Como es bien sabido por todos, la semana pasada el dólar llegó a niveles que generaron reacciones por parte del gobierno y la población en general. Ante una situación que se veía venir-excepto para el gobierno-, el Ejecutivo decidió echarle un para’o al asunto y hoy vía legislativa se decidió discutir la reforma a la Ley de Ilícitos Cambiarios (suena raro eso de: el ejecutivo, vía legislativa, pero como estamos en Venezuela, ya sabemos que quiere decir eso).

La matriz del Gobierno Nacional es que finalmente la escalada del dólar en el marcado de permuta se debe a que los empresarios burgueses están especulando y eso genera inflación, todo esto, como parte de un plan orquestado para finalmente desestabilizar la gestión de gobierno. En este sentido, la reforma a la L.I.C tiene como objetivo principal, frenar la escalada de la divisa extranjera y por lo tanto frenar las pretensiones burguesas de los empresarios apátridas.

De esta forma, la reforma planteada establece como punto neurálgico lo siguiente:

Artículo 2. Se propone modificar el artículo 9 de la ley vigente, el cual queda redactado de la siguiente forma:

Artículo 9. Es competencia exclusiva del Banco Central de Venezuela, bien en moneda, bien en títulos valores realizada con el objeto final de obtener para sí o para sus clientes la liquidación de saldos en moneda extranjera por la enajenación de los mismos en una oportunidad previa a su fecha de vencimiento, la venta y compra de divisas por cualquier monto. Quien contravenga esta normativa está cometiendo un ilícito cambiario y será sancionado con multa del doble del monto de la operación o su equivalente en bolívares.

Quien en una o varias operaciones en un mismo año calendario, sin intervención del Banco Central de Venezuela, compre, venda o de cualquier modo ofrezca, enajene, transfiera o reciba divisas entre un monto de diez mil dólares (US$ 10.000,00) hasta veinte mil dólares de los Estados Unidos de América (US$ 20.000,00) o su equivalente en otra divisa, será sancionado con multa del doble del monto de la operación o su equivalente en bolívares

Cuando en el caso señalado anteriormente, el monto de la operación sea superior a los veinte mil dólares de los Estados Unidos de América (US$ 20.000,00) o su equivalente en otra divisa, la pena será de prisión de dos a seis años y multa equivalente en bolívares al doble del monto de la operación.

Sin perjuicio de la obligación de reintegro o venta de las divisas ante el Banco Central de Venezuela, según el ordenamiento jurídico aplicable.”

Ante semejante cambio, se plantearía un nuevo escenario en materia de mercado cambiario que podría resumirse en lo siguiente:

· El BCV pasa a ser una especie de CADIVI del dólar permuta (paralelo)

· Los montos establecidos son muy bajos para un año, lo que traerá como consecuencia que tanto las personas naturales (pequeños importadores), como las personas jurídicas (medianos y grandes empresas) buscarán mecanismos de adquisición de divisas para continuar con sus actividades. Esto generaría una elevada demanda y la creación de un mercado negro en el cual con absoluta seguridad se transará la divisa extranjera a niveles nunca antes observados en la economía venezolana

· Las casas de bolsa son las más afectadas con la nueva normativa debido a que realmente lo que se está haciendo es restringir las operaciones a través de estas.

· La norma incentiva que muchas empresas comiencen a abrir portafolios en casas de bolsa a nombre de personas naturales (por ejemplo sus empleados) para poder adquirir divisas y esto a su vez podría generar un mercado de venta de cupos para portafolios en las casas de bolsa. Esta situación reeditaría las prácticas hechas en el segundo gobierno de Rafael Caldera con los cupos de viajero y las agencias de viaje.

· De cumplirse lo planteado anteriormente, las casas de bolsa tendrán un aumento en su clientela como nunca antes en los últimos 10 años. Esto supondría un escenario favorable para las casas de bolsa, sin embargo, los costos transaccionales implicados en este mecanismo harán que las CB no se sientan cómodas con el nuevo escenario, precisamente porque se generará un volumen de trabajo que anteriormente no tenían, precisamente porque el mecanismo era bastante más sencillo.

· La reforma a la L.I.C no obtendrá los resultados esperados porque sencillamente el dólar permuta no cederá ante dicho mecanismo.

· Una vez más se ratifica que en Venezuela se INTENTAN RESOLVER PROBLEMAS SIN ENTENDERLOS.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Cada Pelotero Venezolano esta cometiendo ilicitos cambiarios, asi como cada pelotero importado que llegue a trabajar en Venezuela y con seguridad ganara mas de 20mil dolares. el mecanismo es absurdo y no llega a nada, que va a hacer el BCV decir que estos dolares si y estos no?? Que se gana con eso??

Pevic Sanchez-Sanchez dijo...

Con esta reforma en definitiva aumentara el precio del paralelo.

Podriamos preguntarnos ¿quíenes son los que tiene capacidad para vender grandes cantidades de dolares?, no me refiero a los mil o dos mil dolares que uno se termina re-buscando para un viaje, sino que me refiero a aquellos intenteresadas en vender dolares(precio paralelo), cobrar en bolivares y usar estos para comprar dolares (obviamente a precio oficial). ¿Quienes estan comentiendo ilicitos cambiarios?.

Si aumenta el paralelo, ¿no seria lo mejor que les podría pasar a estos criminales de las divisas?.

Me parece que hay algunos que se estan cobrando y dandose el vuelto.

Saludos.